Operación limpieza

La semana había sido terrible, Maica seguía con su alergia cada vez peor, pero gracias a Dios la idea de buscarme otro hogar había desaparecido de sus mentes. Al parecer la psicologa de Maica había reconocido mis dotes magistrales como terapeuta y le había recomendado aguantar como fuese hasta encontrar un remedio de inmunoterapia, yo no entendía muy bien de que iba todo eso, pero supongo que debía ser una especie de antídoto contra el mal bichejo que hubiese provocado su enfermedad.
La cuestión es que en la casa hubo un montón de cambios enfocados a mirar por la salud de Maica, y yo por supuesto tuve que esforzarme por ayudar a su recuperación.
Para empezar me pusieron un collar de terciopelo azul que era muy bonito pero que tenía un cascabel un tanto molesto, cada vez que daba dos pasos hacía mucho ruido, pero no protesté porque vi que a Maica le hacía mucha ilusión vermelo puesto y además me vino muy bien para que dejaran de pisarme.
Despues llegó una maquineja para bebés con un sol sobre fondo azul que se supone que purificaba el aire y a la que Maica se pegaba constantemente como si de ella dependiera poder respirar. Aquella maquina me quitaba mi merecido protagonismo como responsable de su terapia, pero no me importó tampoco con tal de verla bien.


Toda la casa estaba muy limpia porque Maica era muy perfeccionista y una obsesiva del orden y la limpieza, pero ahora si cabe se había obsesionado aún más y se pasaban el día limpiando sobre limpio, aunque ahora la mayoría de las veces lo hacía Antonio, Maica debía estar realmente malita para no supervisar todo al milímetro como era en ella costumbre.
Lo que ya me tocó la fibra sensible fué cuando Antonio decidió darme mi primer baño. !!Que manía!! si yo soy un gato muy limpio, me lamo todos los días varias veces. He de reconocer que no me gustó ni un pelo que me metieran en agua, mucho menos en pleno invierno. Menos mal que en esta casa hace mucho calor, creo que por fin ese día entendí la importancia de tener un buen radiador a tu lado, prometo no volver a mirar mal estos aparatejos tuesta gatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario